Regulación de la cadena: ASEDAS representa a Eurocommerce ante el CESE

noticia /     asedas, eurocommerce, hogan, ley cadena,


ASEDAS es la organización encargada de exponer mañana la postura de Eurocommerce ante el grupo de trabajo del Comité Económico y Social de la Unión Europea (CESE) que estudia la propuesta de regulación de la cadena agroalimentaria. La misma fue presentada por el Comisario Phil Hogan el pasado mes de abril y pretende prohibir determinadas prácticas comerciales desleales en la cadena de suministro de alimentos en todos los Estados miembros.  Los diferentes ponentes darán respuesta a diversas preguntas sobre su impacto y analizarán la propuesta de regular o prohibir ciertas prácticas con protección a las pymes que venden porductos en la cadena.

En la reunión de expertos del CESE se va a discutir sobre cuestiones como el papel que cumplen las iniciativas voluntarias de control, la conveniencia o no de la armonización legislativa en el marco de la política alimentaria común, los límites de la protección solo hacia las pymes que contempla la Directiva –uno de los aspectos más cuestionados tanto por Eurocommerce como por ASEDAS al ser considerada discriminatoria- y la necesidad de incrementar el conocimiento de los consumidores sobre la cadena de valor.

Las organizaciones representadas por Eurocommerce defienden que el texto, tal y como se ha presentado, no supondrá avances sobre la situación general de los agricultores ni creará condiciones de igualdad en Europa. Bien al contrario, se considera que la propuesta es contraria al mantenimiento de unas relaciones positivas y de confianza necesarias para que la cadena funcione mejor.

Lo deseable es que la Comisión reconozca y aproveche los importantes avances, logros y valores de la Iniciativa de la Cadena de Suministro –Supply Chain– para fomentar la resolución positiva de disputas a través de la mediación y el diálogo, produciendo resultados más rápidos y mejores para todos los actores.

En definitiva, la propuesta de la Comisión puede provocar situaciones de competencia desleal entre los diferentes operadores y, en algunos casos, restará competitividad a las empresas más perjudicadas por su aplicación, al tiempo que no será eficaz para resolver los problemas de los productores. Es preciso tener en cuenta que una regulación como la que se ha presentado no puede tener, en ningún caso, un efecto positivo ya que las posibles malas prácticas no son una consecuencia del tamaño, del peso en el mercado, ni de la posición de los operadores, como parece presumir la propuesta de Directiva.