El consumidor post-crisis es más digital y busca calidad, proximidad y precio a la hora de elegir supermercado

/