Conveniencia, calidad, variedad, precio y servicio los cinco pilares de la demanda en alimentación

Conveniencia, calidad, variedad, precio y servicio: los cinco pilares de la demanda en alimentación

prensa /     asedas, conveniencia, precios, supermercados,


En el Día de los Derechos del Consumidor, ASEDAS analiza cómo el supermercado de proximidad responde a los intereses de la población.

El consumidor demanda conveniencia, calidad, variedad, precios competitivos y servicio en sus compras relacionadas con la alimentación; ésta es la conclusión de la organización Eurocommerce, que representa  al comercio europeo y de la que ASEDAS forma parte, tras estudiar las prioridades de los ciudadanos europeos. En el Día Mundial de los Derechos del Consumidor, que se celebra mañana 15 de marzo, ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, analiza cómo el supermercado de proximidad responde a estas necesidades en lo referente a los productos de gran consumo.

A la hora de abordar la exigencia de precios competitivos, la estructura del modelo de distribución en España, cuyo pilar es el supermercado de proximidad, se define por una fuerte competitividad marcada por el equilibrio entre formatos y la fortaleza de diferentes tipos de cadenas (regionales, nacionales, franquicias, etc.). Esto deriva en tres grandes ventajas para el consumidor español frente al de otros países.

En primer lugar, la disponibilidad de unos de los precios muy competitivos -6 puntos por debajo de la media europea, según el Barómetro de Eurostat-. Junto a ella, la inexistencia de desiertos alimentarios -lo que permite que toda la población tenga acceso a una dieta variada y saludable en la que se incluyen productos frescos-. Y, por último, la garantía de la capacidad de elección del consumidor –cada persona visita una media de 2 o 3 supermercados diferentes cada mes, según datos de Eurocommerce-.

En relación con esta capacidad de elección, la inquietud por la variedad y la calidad también está presente en el supermercado. Las referencias de gran consumo disponibles en un supermercado moderno llegan hasta los 12.000 productos, aproximadamente. Éstas se definen por ofrecer seguridad alimentaria plenamente garantizada, una gran calidad, valor añadido y diferenciación, con un rango de nuevos productos que oscila entre el 10 y el 20%, según Eurocommerce.

Dentro de los valores relacionados con la conveniencia y el servicio, podemos mencionar –además del propio concepto de proximidad- cuestiones como la disponibilidad en el supermercado de alimentación completa para diferentes tipos de consumidores –alergenos, mayores, veganos, etc.-; así como el desarrollo de nuevos canales de venta relacionados con el servicio a domicilio y con la venta online.

Cuando preguntamos a los consumidores qué es lo que buscan a la hora de acceder a la alimentación, descubrimos que el supermercado de proximidad responde a sus principales demandas de una alimentación saludable, variada y a precios competitivos. Entre todos los eslabones de la cadena hemos conseguido que en España esto sea una realidad y seguimos trabajando para que nuestra distribución alimentaria responda a los cambios que día a día nos demandan nuestros clientes”, dijo Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS.