Comercios para mantener vivas las ciudades

Una buena combinación de tiendas, que ofrece una amplia variedad de productos y servicios, es fundamental para mantener los centros de las ciudades como lugares ideales para vivir, visitar y disfrutar. Éste fue el mensaje central de la conferencia “Venta al por menor y al por mayor: innovación para mantener las ciudades vivas“, que ha sido organizada por EuroCommerce. Muchas ciudades, particularmente las medianas, ven cómo las tiendas luchan por sobrevivir, con un panorama que cambia rápidamente, nuevas cargas regulatorias y el impacto de la transformación digital en la forma en que los consumidores compran. En el evento, las empresas, las autoridades locales y las instituciones de la UE compartieron su experiencia y buenas prácticas sobre cómo mantener los centros urbanos vivos y atractivos.

El director general de EuroCommerce, Christian Verschueren, dijo que “las empresas minoristas y mayoristas conforman una parte vital del tejido social y económico local de nuestras ciudades, pero muchas se han visto obligadas a cerrar. La reciente comunicación de la Comisión sobre el comercio afirma claramente que la reglamentación excesiva de nuestro sector obstaculiza la competencia, reduce la elección del consumidor y aumenta los costes. Abordar barreras innecesarias para hacer negocios debe ser parte de un enfoque global con las autoridades locales. Todas las partes interesadas deben trabajar juntas para revitalizar los centros urbanos, analizando la infraestructura básica de la ciudad y el impacto de la regulación. El comercio ya están desempeñando un papel activo en las acciones para equipar a las ciudades a fin de que satisfagan las oportunidades y los desafíos del siglo XXI, y están dispuestos a contribuir a este trabajo en toda Europa”.

El Retail se enfrenta a un incremento de las normas locales, nacionales y de la UE, lo que agrega costes y dificulta la realización de negocios, y cargas impositivas desproporcionadas que socavan la competitividad. Las altas tasas de desocupación de locales -en algunas ciudades de hasta 25%-, crean un círculo vicioso de declive, haciendo que las ciudades y centros no sean atractivos para los consumidores, y un creciente número de restricciones de acceso y movilidad a ciudades y centros urbanos disuaden a las personas de comprar en la ciudad.

En este contexto, EuroCommerce acoge con especial satisfacción las conclusiones y recomendaciones recogidas en la Comunicación de la Comisión titulada «Un sector minorista adecuado para el siglo XXI», sobre la eliminación de las barreras innecesarias o desproporcionadas tanto para el comercio minorista como para el  mayorista. EuroCommerce buscará trabajar con la Comisión para alentar ideas innovadoras para apoyar la vitalidad de los centros urbanos, pedirle que trabaje con el sector en el diseño de proyectos de revitalización e investigación para ayudar a las ciudades a enfrentar estos desafíos, y que haya más fondos disponibles para estos.


La Unión Europea tiene los más altos estándares de seguridad alimentaria del mundo

La seguridad alimentaria es una de las grandes preocupaciones de la Comisión Europea para garantizar el bienestar de los 500 millones de ciudadanos europeos. Para alcanzar ese objetivo, más de 100.000 personas en los países de la UE realizan controles oficiales de alrededor de 20 millones de operadores de alimentos en la UE.

Para explicar de manera fácil los procesos de control que se realizan en los alimentos, la Comisión ha editado un vídeo en el que se subraya como los diferentes grupos de alimentos son examinados desde su origen en las granjas y experimentan nuevos controles durante el transporte, kioscos de venta callejera, restaurantes y supermercados.

El objetivo es detectar con rapidez y en cualquier eslabón de la cadena agroalimentaria posibles contaminaciones por microbios, parásitos u otros problemas y asegurar que no se produce ningún riesgo para la salud de los europeos.

La red de seguridad alimentaria en Europa presenta, de este modo, los más altos estándares de calidad y seguridad alimentaria del mundo.


ASEDAS, en la lucha contra el excedente alimentario

ASEDAS, en la lucha contra el excedente alimentario

España es el séptimo país de Europa que más comida desperdicia (7,7 millones de toneladas al año), tras el Reino Unido, Alemania, Holanda, Francia, Polonia e Italia, según datos de la Comisión Europea. En los hogares, el desperdicio alimentario alcanza el 42% del total, en la fase de fabricación el 39%, en la restauración el 14% y en la distribución el 5%. Por lo tanto, abordar el problema del excedente alimentario necesita de una visión holística que permita actuar desde distintos ámbitos: sector primario, industria, sector HORECA, consumidores y, también, la distribución.

Por ello, en el marco de su proyecto “La Alimentación no tiene desperdicio”, que suscriben más de 400 compañías de todo el país, AECOC ha reunido a una treintena de organizaciones para estudiar y buscar soluciones al problema del excedente alimentario. ASEDAS ha sido una de ellas, reafirmando así su compromiso con este problema social y medioambiental.

Medición, formación y comunicación

Entre las conclusiones, destaca la necesidad de actúa en tres ámbitos principales:

  1. Dotar a cada uno de los eslabones de sistemas de medición y de guías que ayuden a implementar buenas prácticas.
  2. Impulsar planes de formación -tanto entre empresas como a los profesionales de las compañías- que ayuden a reducir ineficiencias generadoras de desperdicio.
  3. Trabajar en un gran plan de comunicación conjunto que permita sensibilizar a la opinión pública sobre la importancia de hacer un buen uso de los alimentos y también a toda la cadena agroalimentaria de la conveniencia de impulsar proyectos que ayuden al consumidor a reducir el desperdicio.

De una manera más concreta, la acción más llamativa que se ha previsto es la celebración del “La Semana contra el desperdicio alimentario”, una iniciativa que nace a propuesta de la distribución, y a la que se ha sumado todo el resto de eslabones de la cadena y las empresas de restauración.

La Semana contra el Desperdicio Alimentario se celebrará por primera vez antes de la finalización de 2018 y tiene como objetivo ofrecer información y actividades para todos los públicos en los puntos de venta (folletos, actividades infantiles, recetas de aprovechamiento…).

También la hostelería, la industria, el sector primario y las asociaciones de consumidores aprovecharán la celebración de esta semana para llevar a cabo acciones de sensibilización y comunicación al consumidor y a la opinión pública en general.

Las empresas solicitan un marco regulador más homogéneo

Desde un punto de vista más político, las mesas de trabajo han puesto de manifiesto la necesidad de disponer de un marco común de trabajo que permita llevar a cabo las mismas prácticas contra el desperdicio alimentario en todo el país. En ese sentido han indicado que la diferencia de criterios que regulan, por ejemplo, las donaciones de productos en las diferentes Comunidades Autónomas, lo que dificulta su gestión en la prevención del desperdicio a nivel nacional.

 


Cadena de suministro y agricultores: ¿la legislación es la respuesta?

Cadena de suministro y agricultores: ¿la legislación es la respuesta?

Christian Verschueren, Director General de EuroCommerce, se ha pronunciado sobre el proyecto de legislación de la Comisión Europea que recoge prohibir o restringir ciertas prácticas entre los operadores de la cadena de distribución de alimentos –la llamada Supply Chain-.

El Director General de Eurocommerce, organización a la que pertenece ASEDAS, afirma que la legislación de la UE no ayudará a la situación general de los agricultores ni creará condiciones de igualdad en Europa. “No estamos convencidos de que un enfoque de “armonización mínima” sea el instrumento adecuado para ofrecer las condiciones de competencia equitativas que la Comisión desea alcanzar. La Comisión no ha presentado ninguna prueba de que exista un problema estructural o de la utilidad de la legislación de la UE para resolverlo“, afirma.

Una de las conclusiones del análisis de la propuesta del comisario Phil Hogan es que ya existe una amplia legislación en la mayoría de los Estados miembros, y la legislación de la UE destinada a proporcionar un conjunto mínimo de principios no ofrecerá más que los marcos ya existentes en los Estados miembros. Además, permitiría a los Estados miembros ir más lejos en la intervención en el mercado e impondría una regulación innecesaria en los países donde el diálogo y una mejor organización de los agricultores han conducido a una cadena de suministro de alimentos que funciona bien sin una legislación específica.

La propuesta es contraria a la creación de unas relaciones positivas y de confianza necesarias para que la cadena funcione mejor. Por el contrario, favorece la aplicación de sanciones y el enfrentamiento que, en algunos países, ya se han traducido en acciones discriminatorias y multas desproporcionadas incompatibles con la legislación de la UE.

Para Eurocommerce, lo deseable es que la Comisión reconozca y aproveche los importantes avances, logros y valores de la Iniciativa de la Cadena de Suministro –Supply Chain- para fomentar la resolución positiva de disputas a través de la mediación y el diálogo, produciendo resultados más rápidos y mejores para todos los actores.

Pincha para ver la nota de prensa original de Eurocommerce.


La Comisión Europea da un paso más hacia la seguridad y calidad alimentaria

Los supermercados de la costa mediterránea, de las islas y de la montaña se preparan para la Semana Santa

Con la inauguración de un Centro de Conocimiento sobre el Fraude Alimentario y la Calidad de los Alimentos.

La Comisión Europea acaba de dar otro paso para garantizar todavía más la calidad y seguridad alimentaria en la Unión Europea. Es el principal objetivo de la puesta en marcha de un Centro de Conocimiento sobre el Fraude Alimentario y la Calidad de los Alimentos, gestionado por el Centro Común de Investigación.

La iniciativa surge como respuesta a las preocupaciones de los consumidores sobre la calidad de los alimentos y posibles prácticas alimentarias fraudulentas y quiere hacerlo, además, desde la rigurosidad científica.

El Centro de Conocimiento, red de expertos de dentro y fuera de la Comisión, prestará apoyo a quienes diseñan las políticas de la UE y a las autoridades nacionales facilitando el acceso a conocimientos científicos actualizados y la puesta en común de cualquier cuestión relativa a la calidad de los alimentos.

La comisaria de Consumidores, Vera Jourová, ha declarado que “la Comisión se toma muy en serio la cuestión de la calidad de los alimentos y la diferenciación injustificada, y ya ha tomado medidas concretas para hacerle frente. Una parte fundamental de este trabajo consiste en disponer de mejores datos científicos. Este Centro de Conocimiento recién creado, compuesto por expertos que aportan sus conocimientos desde muy diversas procedencias, de dentro y fuera de la Comisión, contribuirá a la recopilación y el tratamiento de datos científicos probatorios. Con su labor irá desarrollándose asimismo una metodología común de análisis, que, a su vez, nos ayudará a aplicar y hacer cumplir la legislación alimentaria y de protección de los consumidores”.

El Centro de Conocimiento sobre el Fraude Alimentario y la Calidad de los Alimentos:

  • Coordinará las actividades de vigilancia del mercado, por ejemplo en cuanto a la composición y las propiedades organolépticas de los alimentos comercializados con la misma marca y el mismo empaquetado en diversos mercados de la UE.
  • Dispondrá de un sistema de información y alerta precoz sobre posibles fraudes alimentarios.
  • Conectará los sistemas de información de los Estados miembros y de la Comisión, como las bases de datos con la composición de determinados productos agroalimentarios de gran valor.
  • Generará conocimientos específicos por país, por ejemplo indicando las competencias y las infraestructuras de laboratorio de los Estados miembros.