Banc dels Aliments de Catalunya, premiado por su lucha contra la desigualdad

Banc dels Aliments de Catalunya, premiado por su lucha contra la desigualdad

noticia /    


El Consell d’Empreses Distribuïdores d’Alimentació de Catalunya (CEDAC) ha concedido la Creu de Sant Miquel 2017 al Banc dels Aliments por su compromiso en la lucha contra la pobreza y la desigualdad social.

La Creu de Sant Miquel es el máximo distintivo que otorga cada año desde 2014 la patronal catalana a alguna persona, entidad o colectivo por su compromiso social o bien por su trayectoria en el ámbito de la distribución alimentaria. El año pasado el galardón lo recibió el empresario gerundense Ramon Miquel y Ballart, de Miquel Alimentación SA, y en 2015 el Cos de Mossos d’Esquadra por su labor en materia de seguridad.

En representación del Banc dels Aliments de Catalunya, recogió el premio Eduard Arruga, presidente del Banc dels Aliments de Barcelona, que agradeció el galardón calificándolo de “estímulo para continuar trabajando por un objetivo común como es ayudar a las personas más necesitadas” . Por su parte, el presidente del CEDACJaume Rodríguez, destacó el compromiso del sector de la distribución alimentaria de Cataluña con los colectivos más vulnerables y en riesgo de exclusión. El secretario general de la patronal, Antoni de Ribera, apostó por fortalecer los lazos de colaboración con el Banc dels Aliments, y, finalmente, el secretario general del Departament d’Empresa i Coneixement, Joan Aregio, cerró el acto agradeciendo en nombre del Govern la tarea y el liderazgo de las empresas de distribución alimentaria en Cataluña: “su contribución a generar riqueza es un factor clave en el conjunto del país para ser cada día más competitivos y solidarios”, concluyó Aregio.

Junto al secretario general d’Empresa i Coneixement, también asistieron a la comida la directora general de Comerç, Montserrat Vilalta, el director de los servicios territoriales de Barcelona del Departament de Treball, Afers Socials i Família, Eliseu Oriol, y los representantes del Banc dels Aliments en Girona, Lleida y Tarragona. El almuerzo reunió en el Hotel Casa Fuster una treintena de directivos de empresas y representantes de las juntas directivas del CEDAC y de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS).

Desde abril de 2013 el CEDAC tiene suscrito un convenio de colaboración con las organizaciones sociales más representativas en Cataluña en la recaudación y distribución de alimentos y la Generalitat para impulsar el proyecto Supermercados Solidarios que tiene como objetivo garantizar y mejorar el nivel de donaciones estables de alimentos dirigidos a paliar situaciones de emergencia social. El año pasado, el volumen de donaciones de alimentos de las empresas asociadas al CEDAC se acercó a las 1.500 toneladas.

En el conjunto de países que integran la Unión Europea se malgastan cada año 89 millones de toneladas de productos alimenticios. El Estado español es el séptimo país que más derrocha, 7,7 millones de toneladas al año. Según un estudio de la Comisión Europea, el 42% de estas pérdidas o desperdicios se produce en los hogares y de este un 60% se podría evitar con un cambio de hábitos de consumo, compra y gestión de los alimentos; un 39% de las pérdidas se registró en las empresas de producción agroalimentaria fruto de la propia manufacturación de los productos; un 14% se registra en el sector de la restauración; y sólo un 5% en el de la distribución comercial.

Las empresas asociadas al Consell d’Empreses Distribuïdores d’Alimentació de Catalunya(CEDAC) representan 19.000 establecimientos comerciales (el 67,6% de la superficie comercial de alimentación de toda España y el 60,1% de la de Cataluña) con un volumen de 260.000 trabajadores y una facturación que en el último ejercicio alcanzó los 53.600 millones de euros.